LOS USOS DEL LENGUAJE Y EL ABORTO.

“Los usos que van haciendo el lenguaje confuso y farragoso responden a la dictadura de lo políticamente correcto, que impone el uso de eufemismos descaradamente falsos e ideológicos, como por ejemplo “interrupción voluntaria del embarazo” para disfrazar la trágica realidad del aborto. En este terreno se detecta mucha hipocresía en el uso ideológico del lenguaje para encubrir el drama. El aborto se engloba en las políticas nacionales e internacionales en el apartado dedicado a la “salud sexual y reproductiva” (otro eufemismo, por cierto), como si el embarazo fuera una enfermedad a combatir, en vez de algo natural, y los anticonceptivo y el aborto un tratamiento médico”.- afirma Rodríguez Adrados, miembro de la RAE desde hace más de 20 años.1

Leo un reportaje de El País; los “progresistas” lo tienen cada día más difícil par justificar el aborto y encontrar coartadas que cambien lo que realmente es: un crimen el toda regla, aunque lo ampare la Ley. El boletín progresista El País, publicaba el martes 18 de mayo unas declaraciones con Thomas Verny, que se proclama psiquiatra de bebés y embarazos. Verny ofrecía información. Cito textualmente: “Yo he visto por ultrasonidos a un feto sonreír al oír la voz de su padre”, “Se ve en las ecografías que, a los fetos, les gustan Mozart y Vivaldi”. Estas frases las ha publicado un diario que defiende que matar niños no nacidos es algo natural y “progresista”. Viva la incoherencia.

Sigo impactado con El País. Para mitigar su contradicción y esa mala conciencia que provoca defender el aborto, el reportaje concluye con un párrafo que pretende justificar los infanticidios a los no nacidos, diciendo que matar a un feto humano antes de la semana equis no es malo. Es como decir que matar a los que miden menos de un metro es correcto, lo grave es hacerlo con los que miden más de un metro porque ya están más formados. Hasta los nazis tenían sus coartadas para intentar justificar sus bárbaras monstruosidades. Reproduzco el párrafo donde se fuerza la información para intentar justificar el aborto: “La parte puramente fisiológica es importante. La que tiene que ver con los recuerdos, no,-dice Verny- porque el cerebro no se forma hasta los cuatro meses (según Verny). Por eso el psiquiatra respira tranquilo cuando se entera de que la nueva ley española del aborto sólo es libre hasta la semana 14: – Ah, son tres meses de embarazo, no hay cerebro- dice complacido.” ¿Cómo que no hay cerebro?

En el segundo mes del embarazo (semana 8ª), el cerebro ya se está desarrollando.2 Además en el caso de que se practicara un aborto al feto, no quiere decir que no lo sienta y que sufra.

Esta “defensa” de los más débiles, queda manchada por la sangre de los inocentes, que están sencillamente desarrollándose en la etapa fetal de la vida.3

REFLEXIONES.

A continuación se adjuntan unos vídeos para reflexionar acerca del aborto:

Vídeo para reflexionar.

ANOTACIONES.

1 Entrevista realizada a D. Rodríguez Adrados en la revista Época.

2 Esta información se encuentra en Microsoft Encarta/ Artículo Feto.

3 Esta información se encuentra en Microsoft Encarta/ Artículo Feto.

BIBLIOGRAFÍA. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s